La denuncia interna en una empresa es un mecanismo crucial para descubrir y abordar conductas indebidas, fraudes o violaciones éticas. La legislación en materia whistleblowing establece pautas claras sobre cómo las organizaciones deben gestionar estas denuncias, y dentro de este marco, los senior manager y directores juegan un papel fundamental en la investigación de estas alegaciones.

Describimos, a continuación, las características que tienen que guiar a todo alto directivo de una empresa cuando se produce una denuncia interna:

canal de denuncias gratuito

Canal de denuncias gratuito

Compromiso y responsabilidad

Los senior manager y directores son responsables de liderar y supervisar la investigación de denuncias internas en una empresa, asegurándose de que se lleve a cabo de manera imparcial y transparente. Su compromiso con la ética y la integridad se vuelve aún más vital en este proceso, ya que establecen el tono desde la cima y modelan el comportamiento esperado para el resto de la organización.

Respeto por el proceso de investigación

La directiva europea de whistleblowing destaca la importancia de un proceso estructurado y eficiente para investigar denuncias internas. Los senior manager y directores deben garantizar la fijación procedimientos claros para recibir, evaluar y abordar las denuncias de manera confidencial. Esto implica la creación de un equipo de investigación competente y la asignación adecuada de recursos (ya sea para financiar plataformas específicas para la gestión del canal de denuncias, por ejemplo).

Protección de denunciantes

Uno de los aspectos clave es la protección del denunciante. Los senior manager y directores deben asegurar de que se implementen medidas para salvaguardar a quienes denuncian irregularidades, evitando represalias y garantizando su anonimato siempre que sea posible. La creación de un entorno seguro para la denuncia es esencial para fomentar la transparencia y la responsabilidad.

Colaboración con las autoridades competentes

En casos que requieran la intervención de autoridades externas, los altos directivos deben colaborar plenamente con ellas. La normativa europea sobre whistleblowing establece con rotundidad la necesidad de cooperar con las autoridades competentes, asegurando que la información relevante se comparta de manera oportuna y completa, y que esta información no logre filtrarse tanto dentro como fuera de la empresa.

Comunicación transparente

La comunicación transparente es esencial durante todo el proceso de investigación. Los senior manager y directores deben informar a los interesados relevantes sobre el progreso de la investigación sin comprometer su integridad. La comunicación efectiva contribuye a mantener la confianza tanto interna como externamente y demuestra el compromiso de la empresa con la rendición de cuentas.

Implementación de las medidas adecuadas al caso

Después de completar la investigación, los senior manager y directores deben tomar medidas correctivas efectivas. Esto puede incluir sanciones disciplinarias, cambios en políticas internas o incluso ajustes en la cultura organizacional. La regulación whistleblowing enfatiza la necesidad de actuar de manera proporcional y justa, considerando las circunstancias específicas de cada caso.

Cultura de cumplimiento interno

Los altos directivos tienen la responsabilidad de cultivar una cultura de cumplimiento continuo en la empresa. Esto implica la implementación de programas de capacitación, la revisión periódica de políticas y la promoción de valores éticos. Una cultura sólida de cumplimiento no solo previene conductas indebidas, sino que también fortalece la resiliencia de la organización frente a posibles desafíos éticos.

Obtenga nuestro software de denuncia gratuito